La capital mundial del Yoga @ Rishikesh

Rishikesh, conocida mundialmente como la capital mundial del Yoga, el lugar de nacimiento del Ayurveda, la Meditación, el Espiritualismo y las Terapias de Spa, tiene mucho para ofrecer. Es una mezcla entre turismo aventura y aventurarse en uno mismo. Su raíz proviene de las palabras "Hrishik", que significa "Sentidos", e "ish", que significa "Maestro", por ende "Hrishikish" vendría a ser "Maestro de los Sentidos", haciendo referencia al Dios Vishnu. 


Siendo una de las ciudades en donde el alcohol y la carne están prohibidas por ley, es el paraíso de los vegetarianos y todos aquellos que desean dejarse sorprender al dejar activos todos los sentidos y respirar su herencia espiritual. Cientos de Ashrams y centros de #Yoga, #Meditación y prácticas espirituales hacen honor al reconocimiento de la ciudad como "capital mundial del Yoga", pero de la misma manera en que sucede con el Yoga, es más fácil conectar con la esencia de la ciudad si uno está predispuesto a conectar con la esencia de uno mismo.

El Yoga consiste en prácticas o disciplinas físicas, mentales y espirituales, con el objetivo de alcanzar un estado de paz mental y conectar con el ser más profundo de uno, lo divino, con el objetivo de experimentar el verdadero ser. Se trata de conectar con la conciencia universal, también llamada Dios, o el espíritu. Dado que su práctica parece haberse masificado, llegando a percibirse, en algunos casos, como solamente actividades de elongación y estiramiento, no se ha hecho más que desdibujar su sentido primordial.

El Yoga es una actividad que implica la cooperación entre la mente y el cuerpo, que empiezan a trabajar juntos cuando se encuentran presentes en el mismo momento y lugar, con el objetivo de lograr la quietud. Si generalmente nuestra conciencia y energía está puesta en estímulos externos y logramos percibir todo con nuestros 5 sentidos, la práctica del Yoga intenta revertir este flujo de energía y conciencia, de manera que la mente no tenga que percibir el mundo externo y depender de los cinco sentidos para poder experimentar la Verdad, sino que se concentre en lo interno. 

Si bien los ejercicios son una parte importante de la práctica del Yoga, ésta está formada por 8 etapas:

1. Yama: control de uno en relación a los demás. No dañar a los demás ni en acciones ni en palabras, ser sincero y honesto, no robar, tener compasión por todos los seres vivos y neutralizar el deseo de tener más de lo que uno necesita. 2. Niyama: control de un mismo. Pureza de cuerpo y mente, estar contento mentalmente en toda circunstancia, autodisciplina, contemplación y estudio de uno mismo, devoción y veneración hacia una inteligencia superior o Dios. 3. Asana: posturas yóguicas, implicando la respiración, el ejercicio y la respiración. Es el aspecto más conocido del Yoga. 4. Pranayama: control de la respiración. El control de la respiración lleva a la autodisciplina del cuerpo y de la mente, respectivamente. Al aprender a controlar la respiración se aprende a relajarse y balancear el fluir de la energía a través del cuerpo. 5. Pratyahara: control de los sentidos. Implica abstraerse de aquello que nutre a los sentidos. Una vez que los sentidos dejan de estimularse por distracciones generadas por objetos externos, estos dejan de depender de estos estimulantes. De esta manera, la fuerza vital retorna a la fuente interna. Es una práctica que se perfecciona con la meditación. 6. Dharana: concentración y el mantener la mente en un pensamiento u objeto. Se trata de mantener la atención o el foco en una sola dirección. 7. Dhyana: meditación en lo divino. Es la contemplación perfecta y la concentración en un solo foco. 8. Samadhi: unión suprema con el ser interno o el alma. Super conciencia experimentada con la unión de la energía universal. La conciencia individual se disuelve en la conciencia cósmica.

Conociendo un poco más sobre los aspectos que implica el Yoga, es más probable que uno conecte con Rishikesh de una manera diferente y entienda cuál es la razón por la cual miles de personas son atraídas hacia este lugar con el objetivo de profundizar en aspectos espirituales.


Acá van algunas de las paradas obligatorias de Rishikesh:


Maharishi Mahesh Yogui Ashram, al ritmo de los Beatles

El Ashram del famoso Maharishi Mahesh Yogui saltó a la fama cuando en 1968 los Beatles asistieron a sus sesiones de entrenamiento sobre Meditación Trascendental. Durante su estadía compusieron varias canciones de las que se encuentran en "The White Album", siendo una de las más renombradas "Mother Nature's Son". Hay varias historias acerca de la estadía de los #Beatles en el Ashram, implicando la violación de las reglas del Ashram por el ingreso de drogas y alcohol, e historias acerca de la intención del Maharishi de quedarse con parte de lo recaudado del nuevo disco. Hoy en día el lugar se encuentra abandonado ya que Indira Gandhi, durante su mandato, cortó la financiación para el mantenimiento del lugar, por lo que se encuentra en malas condiciones, pero aún así vale la pena visitarlo. Si uno tiene suerte, va a encontrar a uno de los dos Yoguis que cuidan el #Ashram en la puerta del mismo, que puede hacer de guía por los distintos lugares del Ashram (punto importante, negociar el pago de antemano). De Ashram, ha pasado a ser un centro de alabanza para los fanáticos de la banda, que han llenado las paredes de los diferentes espacios con dibujos, graffitis, escrituras y mensajes. La sala de la música es uno de los lugares centrales donde los Beatles solían tocar su música, y hoy en día se pueden encontrar obras de cientos de artistas de todo el mundo.


Navegar por los rápidos

#Rafting es uno de los principales atractivos de la ciudad. Abundan las agencias de turismo que ofrecen el servicio, y en general, casi todas ofrecen lo mismo. Definitivamente una de las actividades que vale la pena realizar, donde la fusión entre diversión, peligro y un paisaje increíble, hacen de la experiencia un lugar en el top 10 de mejores momentos. Navegar por la corriente ingresando en la ciudad desde el río, ofrece una perspectiva única donde se pueden apreciar los templos escondidos, campamentos, Ashrams y personas meditando en soledad o haciendo música desde los lugares más recónditos. Ganga #Aarti al atardecer

Cada atardecer, se da lugar a la adoración al río #Ganges, en el lugar donde se encontraba la estatua de #Shiva que ha sido llevada por el río durante la época de Monzón en el 2013. Ganga Aarti consiste en una adoración hacia el sagrado río, donde cientos de devotos se acercan a dejar ofrendas y cantar junto a los monjes vestidos de safrón en las orillas. Lámparas son distribuídas entre las multitudes donde la llama ofrece limpieza, y pequeñas flores con velas son posadas sobre el río, donde la corriente se las lleva. Mientras uno demuestre respeto, se puede ser parte de la celebración, que transmite una sensación única donde la devoción se expresa en su máximo potencial, y cientos de personas lo demuestran en cada acto.

Ashram y Campamentos Dependiendo de cuál se la intención de búsqueda de uno al visitar la ciudad, hay varias opciones entre las cuales uno puede elegir hospedarse, pero dos son las más renombradas. Para aquellos que están buscando una experiencia espiritual más fuerte, lo más recomendado es hospedarse en un Ashram. Hay diferentes clases de Ashram, cada cual con sus propias reglas, que valen la pena investigar para encontrar cuál se adecua más a lo que uno busca, o bien elegir uno al azar y dejarse sorprender. Para aquellos que están más interesados en la parte aventurera y el contacto con la naturaleza, es más recomendable hospedarse en campamentos. Rishikesh está llena de campamentos a orillas del río, que ofrecen hospedaje de bajo precio y actividades que generalmente implican rafting y yoga. Al igual que sucede con los Ashrams, hay distintas alternativas con distintas ofertas, y se puede elegir el más acorde o dejarse sorprender.


Es para tener en cuenta que las calles de la ciudad están repletas de Yoguis que pasan el resto de sus vidas abstraídos de la vida material, pero también hay muchos vagabundos que se hacen pasar por Yoguis con el objetivo de recolectar dinero. Por lo que uno tiene que ser cauteloso y no dejarse estafar.


El anochecer ofrece un escenario único entre la quietud y fuerza del caudal del río. Vale la pena sentarse a contemplar y dejar a la mente callar entre la paz y el silencio. Siendo la cuna de las prácticas espirituales que se han expandido por todo el mundo, es uno de los lugares indicados para interiorizarse en el tema. Y si la distancia no permite llegar al lugar para interiorizarse con los mismos, cientos de materiales están disponibles para que uno pueda conocer más al respecto.


Para aquellos interesados en ello, los libros recomendados son:  - "Autobiografía de un Yogui" de Paramahansa Yogananda - "Del Cuerpo al Espíritu" de Rogelio D'Ovidio


  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White LinkedIn Icon

© 2018 by Jessica Oyarbide.