Grameen Intel: Tecnología con Impacto Social

La familia de empresas Grameen está destinada a generar impacto social desde distintas áreas con un mismo objetivo en común: enviar a la pobreza a los museos para el año 2050. En este caso tuve la posibilidad de conocer las oficinas de Grameen Intel, una empresa social creada con el objetivo de crear aplicaciones de software para solucionar problemas específicos tales como la baja producción agrícola o la falta de control pre natal. 

Por el momento, cuentan con los siguientes softwares:

Agricultura: mritikka, ankur, protikar y vistar Educación: gSlategDraw - Salud: shumata, dolna 

Excepto las aplicaciones de educación, que pueden ser descargadas a cualquier smartphone o dispositivo android, las demás están destinadas a brindar servicio a personas de zonas rurales que, o bien no poseen educación para tomar decisiones acertadas o no cuentan con el acceso a servicios básicos como un hospital o una sala médica.

Creo que vale la pena comentar cómo funcionan ya que el modelo es replicable globalmente y seguramente, adaptándolo a las diferentes necesidades locales, puede generar un alto impacto en personas que se encuentren en la misma situación que quienes actualmente utilizan estos softwares.

Las aplicaciones de agricultura están destinadas a optimizar al máximo el trabajo y la tierra de quienes viven de ello. Quien ha trabajado en algún momento con personas que no han tenido la oportunidad de recibir una educación apropiada, sabe que muchas veces se guían por creencias o tradiciones que han recibido de sus antecesores y son “ley” a la hora de trabajar. En estos casos, es mucho más difícil erradicar los viejos hábitos que la implementación de la idea o el proyecto en sí. 


Nos contaron uno de los casos de éxito de implementación que ilustra perfectamente cómo funcionan estas aplicaciones y cómo superar las viejas tradiciones que muchas veces son las barreras mentales que no permiten el progreso. En cierto terreno de la zona rural de Bangladesh, un padre y un hijo, Azibor y Aain, se encargan de sembrar y cosechar trigo. El emprendedor social que porta las aplicaciones y ofrece una especie de consultoría en los campos, a cambio de unos 150 takkas (2 USD), le ofrece a ambos su servicio. El hijo acepta y el padre se niega, insistiéndole al hijo que haga el proceso según las tradiciones, como vienen haciendo cada temporada.

Al hijo lo asesoran en términos de qué cantidad y qué tipo de fertilizante utilizar (a través de Mrittika), ya que muchos granjeros creen que mientras más fertilizante, mejor es, gastando dinero, fertilizante y estropeando el medio ambiente; el emprendedor testea el suelo y le recomienda, según el ph, elevación de la tierra, etc, qué tipo de semilla utilizar (a través de Ankur); si tiene pestes que atosigan la siembra, le recomienda qué técnicas preventivas y curativas puede utilizar (por medio de Protikar); y finalmente le permite hacer una oferta de su cosecha, a un precio justo, a compradores de trigo, superando la gran barrera a la que muchas veces se encuentran los granjeros de tener que vender su buena cosecha a un bajo precio por falta de personas que quieran comprarla (a través de Vistar).

El resultado, habiendo sembrado padre e hijo el mismo tipo de semilla, fue que el hijo obtuvo un 37% más de rendimiento del trigo, gastó un 60% menos en fertilizante y su siembra midió unos 12 pies, comparada a la de su padre que midió 9 pies. No sólo el impacto se genera en términos de optimización de cosechas, reducción de costos para los granjeros, y buena utilización del suelo, sino que también permite generar puestos de trabajo para aquellos que desean trabajar como consultores obteniendo los softwares (cada uno cuesta aproximadamente 10 USD), y permite generar lazos comerciales entre personas involucradas en agricultura.

También demanda que aquellos que proveen fertilizantes e insumos de trabajo, mejoren la calidad de sus productos para ser recomendados dentro del software. Éste puede ser instalado en cualquier dispositivo que tenga sistema operativo de Google, y según aseguran los encargados del proyecto, si en una familia hay 10 personas, 8 tienen celulares y 3 tienen smartphones. De hecho, se pueden conseguir smartphones con sistema operativo Android por unos 50 USD. Es decir, quien opera de consultor ni siquiera necesita una computadora para trabajar, con un smartphone sencillo le alcanza y sobra. Solo requiere descargar las aplicaciones una vez y puede utilizarlas sin conexión a internet, recurso muy escaso en las zonas rurales. Tampoco es necesario que el consultor tenga un alto nivel de educación ya que la aplicación está hecha de una manera muy sencilla de utilizar y con dibujos y fotos que ilustran las diferentes recomendaciones y situaciones por las que puede atravesar el granjero (como fotos distintos tipos de pestes, por ejemplo).

En el caso de las aplicaciones de salud, éstas funcionan de manera muy similar en cuanto a que hay una persona que opera de consultor y cobra por su servicio. La falta de hospitales o salas médicas en las zonas rurales genera un alto porcentaje de defunción en madres y/o bebés, ya que al no contar con la atención necesaria a tiempo, incurren en problemas graves que podrían ser fácilmente solucionables con la atención adecuada y a tiempo.

Shumata es una aplicación de control pre natal que monitorea el embarazo de las pacientes, lleva un registro de toda la historia clínica e identifica los riesgos que pueden suceder durante el embarazo para poder anticiparse a ellos. Por medio de la aplicación y mensajes de texto, se carga la información de las madres en una base de datos que está disponible tanto para el consultor como para el médico, permite agendar visitas médicas, progresos y alertas. Si la madre sufre alguna complicación durante el embarazo, puede informar al doctor inmediatamente y éste podrá tanto darle indicaciones como asistir a su encuentro en caso de que la situación se complique. Por medio de la información recolectada de cada paciente, se pueden sugerir dietas a seguir, cuidados y controles periódicos.

Dolna se trata básicamente de una agenda de vacunación que registra la información y genera alertas de para recién nacidos y niños de hasta 12 años, para asegurarle a las madres que recibirán las vacunas necesarias durante ese período de sus vidas.

gSlate y gDraw están destinadas a enseñar a niños, y por qué no adultos, a leer y escribir a través de una plataforma sencilla e interactiva. Ambas se encuentran disponibles gratis en Google Play. Por el momento sólo están disponibles para dispositivos con Android ya que el porcentaje de penetración es mucho mayor que el de cualquier otro sistema operativo.

Éste tipo de iniciativas realmente tienen la posibilidad de generar un alto impacto en la vida de muchas personas, sobre todo al tener al alcance información tan valiosa que permite generar una mejora sustancial y medible de una temporada a otra, en el caso de la agricultura, o en la salud de un embarazo, permitiendo mejorar la calidad de vida y contribuir, paso a paso, a erradicar la pobreza y generar mayores oportunidades y una vida más digna para quienes se encuentran en las condiciones de vulnerabilidad más delicadas.


¿Preguntas acerca de alguno de los softwares? ¿Se te ocurre algún lugar donde implementarlo? ¡Escribime!

Más información en http://www.grameen-intel.com/ 

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White LinkedIn Icon

© 2018 by Jessica Oyarbide.