Amemos más #NiUnaMenos

Tengo sensaciones encontradas con todo lo que está pasando en Argentina. De repente en el Inicio de Facebook solo veo mensajes de repudio, angustia, enojo, odio… desamor. Fotos de manifestaciones repletas de personas indignadas, irritadas, protestando con bronca frente a una situación nefasta. Cientos de personas sumando su carga negativa frente a la situación, potenciándola, con el objetivo de generar un impacto social positivo. Una situación negativa, encarada de una manera negativa… buscando un impacto positivo. Me marea. El pensamiento colectivo y el poder de las masas cada vez más amplificado gracias al alcance de las redes sociales tiene una magnitud que nunca nos deja de sorprender. Pero…¿qué es lo que el pensamiento colectivo co crea al reunirse de esa manera?.

Gran parte de los acontecimientos tan terribles que están sucediendo son causa de un gran vacío...de amor. Y cómo vamos a solucionar la falta de amor, ¿con odio?, ¿con bronca?, ¿con acusación? ¿Estamos llenando ese vació con luz o seguimos cavando el mismo pozo?. Una gran maestra siempre dice algo así como “la mujer perdió al hombre y por eso los hombres están perdidos”. La mujer es quien enseña a amar al hombre, y no al revés. Pero en el momento en que la mujer se pierde a sí misma y pierde su capacidad de amar, no hay manera de enseñar a amar a alguien más. Ama al otro como a ti mismo... pero ámate a ti mismo primero.

Las mujeres tenemos que enseñar a amar, no a odiar. Es la única fuente y el único camino posible para que las cosas cambien de verdad. Pero lamentablemente, muchas mujeres no son conscientes de cuán poderosa es su energía femenina y la mal utilizan, echando a perder su potencial y perdiendo la capacidad de sentir e intuir. La mujer desconectada no siente. Piensa que siente, pero no siente. De la misma manera en que una mamá es capaz de sentir qué le pasa a sus hijos, o que algunos hermanos gemelos son capaces de literalmente sentir qué le pasa al otro, contamos con la capacidad de sentir todo lo que nos pasa y todo lo que nos rodea, pero hay que desarrollarlo y atravesar el camino sinuoso de la mente que generalmente se interpone entre lo que uno siente y lo que uno piensa que siente.

Las mujeres tienen que aprender a sentir más, a escuchar a la intuición y a hacerse caso. A perdonar incondicionalmente, a aceptar, y amar. Basta de mendigar amor utilizando la seducción como arma de manipulación, basta de encuentros vacíos, basta de verse feas, basta de ejercer roles masculinos, basta de ser tan duras, basta de querer controlar todo, basta de sentirse inferiores, basta de criticar, basta de sexo mental y sin conexión, basta de ser sumisas, basta de obedecer al patriarcado, basta de silenciar a la intuición, basta de vivir la vida de otros, basta de alcohol y drogas para crear una realidad ilusoria que te permita “hacer lo que quieras”, basta de lastimarse, basta de culparse, basta de desproteger a las nenas, basta de culpar a los hombres, basta de enseñar a odiar a los hombres, basta de ser víctimas. Basta.

Estoy en un país donde las estadísticas dicen algo así como que cada 18 segundos, una mujer es acosada. No voy a entrar en detalles ni justificar nada, pero la única manera que uno tiene de protegerse es sintiendo todo lo que sucede alrededor, especialmente a la gente. Si tu intuición te dice que hagas o no hagas algo, escuchala, y hacele caso. No con bronca, no con odio, sino aceptando que en el mundo hay de todo, y moviéndose por los caminos que sentimos que son los indicados. Compasión y amor.

Las mujeres tienen miedo de amar a los hombres y los hombres tienen miedo de ser amados. ¿Cómo cerramos esta brecha?. ¿Por qué la gente tiene tanto miedo de amar? ¡Amemos más! No te digo, enamorate de cualquiera, no. Primero aprende a amarte, aceptate con todo lo que sos, hace lo que te haga feliz, sé feliz, animate a ser vos, sin prejuicios, sin miedos, sin juzgar. Aprende a amar incondicionalmente, sin esperar nada a cambio, te guste o no, y serás capaz de superar cualquier situación a la que te enfrentes. Aprende a amar como un nene chiquito ama a sus padres, con franqueza, transparencia, sin ningún tipo de miedo. Todos vamos y venimos del mismo lugar. No somos más que fantasmas en una gran porción de carne, literal, ¿por qué tendrías que tener miedo a algo tan lindo como amar?. Aprende a #amar a quienes menos quieras, a los animales, a tu familia, a quienes más te hieran, a lo que haces, a lo que sos. Ama más, y todos estaremos mejor. Ama más en tu día a día, desapegate de las energías negativas que te rodean y utiliza todo ello para elevarlo en vez de potenciarlo.

De la misma manera en que las masas se concentran para protestar, conectémonos con el #amor que todos tenemos, y ahí se va a generar la diferencia. Difundamos mensajes positivos, ayudemos a sanar, el desamor se cura con amor. Amemos…nos más, amemos más. No desde el ego, sino desde el corazón. El amor es lo único que eleva, y solo cuando aprendamos a amar incondicionalmente, no a alguien, sino a todo, entrando en esa sintonía, vamos a poder celebrar que realmente no habrá #niunamenos

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • White LinkedIn Icon

© 2018 by Jessica Oyarbide.